- Hacelo por vos -

Alimento verde casi milagroso! El APIO
Además de ser excelente para las dietas, por su contenido de fibra y 95% de agua, el apio contiene vitaminas A, B1, B2, B6, B9, C y E, minerales como potasio, sodio, calcio, zinc, magnesio, hierro, azufre, fósforo, cobre y silicio, aceite esencial y fibra. Tiene acción antioxidante, antibacteriana, diurética, antiinflamatorio, expectorante, depurativa, sedante, digestiva, inmune estimulante, y es un regulador del tránsito intestinal.
Es un vegetal muy versátil y puede ser ingrediente de diversos guisos, sopas, caldos, jugos y ensaladas. Además es un alimento bajo en calorías, 2 tallos de apio medianos de 20 cm sólo contienen 12 calorías y 0.2 gramos de grasas. También Consumir sólo 2 tallos de apio al día pueden ayudarte a reducir los niveles de colesterol. La fibra que posee incrementaría el metabolismo lipídico, potenciando la concentración de colesterol bueno y aminorando el colesterol malo.
La ingesta regular de apio sería una excelente opción para regular la presión arterial. Incluirlo en la dieta diaria ayuda a mejorar la circulación gracias a un compuesto llamado ftálica que tiene actividad hipotensora, que dilata los vasos sanguíneos y facilita el flujo sanguíneo.
Es un potente anticancerígeno. Los beneficios terapéuticos del apio incluirían detener el crecimiento de células tumorales, contiene compuestos llamados acetilénicos que detienen el crecimiento de los tumores que estimulan la formación de los glóbulos blancos que luchan contra el cáncer.
Si padeces de insomnio beber jugo de apio ejercería un efecto calmante sobre el sistema nervioso, gracias a que es rico en triptófano, un aminoácido que el cuerpo utiliza para fabricar serotonina, el neurotransmisor que regula el sueño y el estado de ánimo.